El jugador conocido como Simply recortó la antigua marca en finalizar el videojuego por 15 segundos

Sin lugar a dudas, el mundo de los videojuegos va más allá de simplemente estar horas y horas frente a una consola, porque aunado a que los eSports se han desarrollado paulatinamente, también hay otras modalidades en las que los gamers buscan escribir su nombre en letras de oro, como lo hizo el estadounidense conocido como Simply en la modalidad «Speedrunner», al imponer un nuevo récord mundial en terminar Super Mario 64, lanzado al mercado hace 25 años, con un tiempo de 1 hora con 38 minutos y 28 segundos. CASI UNA DÉCADA DE INTENTARLO; ROMPE EN LLANTO AL CONSEGUIRLO Ryan Reeves, (nombre real de Speedy), superó al anterior récord establecido por otro Speedrunner de nombre Liam, uno de los más famosos de ese título en Nintendo, que ostentaba ser el más rápido con 1 hora 38 minutos y 43 segundos, por lo que Simply pulverizó esa marca recortándole 15 segundos

Además, el momento más emocionante de la partida fue cuando sus padres ingresaron a la habitación de Ryan y al verlo llorar, su madre le preguntó qué pasaba. Cuando le respondió que había roto el récord, sus padres corrieron se apuraron a abrazarlo, acción que rompe así con los tabúes acerca de los videojuegos y los padres de familia, que durante por años intentaron prohibirlos a sus hijos, acusando enajenación y pérdida de tiempo en la vida de los jóvenes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.